Siendo pionero en la hotelería de la región al haber sido el primer hotel formal de Puerto Vallarta hace ya algunas décadas; Don Salvador González inició esta aventura con tan solo 8 habitaciones sin imaginar lo que Puerto Vallarta y el Hotel Rosita se convertirían con el pasar de los años.

Actualmente el Hotel Rosita se ubica en el corazón del Puerto, a la orilla del mar y en la zona turística más importante de la Bahía de Banderas: su centro histórico.

Sus habitaciones renovadas, con tarifas muy accesibles, wi fi gratuito en todo el edificio. En cada rincón de sus instalaciones podrás descubrir el sabor de México.

El Puerto Vallarta del Hotel Rosita te ofrece vivir una experiencia sensorial en donde a través de tus ojos podrás admirar desde tu balcón sus playas de arena dorada enmarcadas por los espectaculares atardeceres multicolores, únicos e irrepetibles que te sacarán mas de un suspiro por ese amor que vive dentro de tu corazón. En cada mirada de sus colaboradores Patasaladas descubrirás la calidez y anfitrionía de su ser.

Con tu olfato percibirás el aroma de las flores de los jardines alrededor de la alberca, y también serás cautivado por los aromas deliciosos de la cocina de Oly, su cocinera estrella del Restaurante Agave. Respirarás la brisa marina que oxigenará tus pulmones llenándolos de fuerza y energía positiva.

Tu gusto estará de fiesta por la excelente variedad gastronómica que encuentras, desde los puestos de alimentos más sencillos hasta los restaurantes mas sofisticados, a tan solo unos cuantos pasos del lobby del hotel.

Tu oído se deleitará con el vaivén de las olas del mar y la gran diversidad de restaurantes y centros de diversión que ofrecen todos los géneros de música y para todos los gustos, a lo largo de la zona turística; desde mariachi, trova, salsa, electrónica, disco, pop, etc.  En su Bar Agave Chico Sanchez ameniza tus tardes, y, Laura y Bernardo las mañanas en los delicioso buffets de fin de semana. Y qué decir de los diferentes espectáculos gratuitos que puedes escuchar y disfrutar en la Plaza Principal y en los Arcos del Malecón

Con el tacto podrás explorar cada una de las casi 20 esculturas con que cuenta el Malecón, con su mas de 1 km de largo te ofrece acción y diversión las 24 horas del día, desde actividades para meditar y reflexionar hasta las muy extremas; y que decir de la gran variedad de opciones para bailar y disfrutar de la noche en Puerto Vallarta. Y todo lo encuentras caminando al salir del lobby del Hotel.

Te invitamos a descubrir ese Puerto Vallarta del Hotel Rosita en donde a través de tus sentidos harás de tu viaje un recuerdo inolvidable. Vivelo para creerlo.

La grandeza de #PuertoVallarta la hacemos TODOS los #patasaladas de nacimiento o por adopción.

Yo soy #PuertoVallarta y ¿tu?, eres #patasalada o solo vives en #PuertoVallarta

Durante todo el año el Hotel Rosita recibe a miles de turistas y viajeros de todo el mundo. Y es que su envidiable y privilegiada ubicación lo hacen una excelente opción de hospedaje si lo que buscas es tener a tu alcance lo mejor del centro de Puerto Vallarta.

Sus atractivos paquetes, promociones y accesibles tarifas durante todo el año, han hecho del Hotel Rosita un clásico para las familias que buscan pasar unas vacaciones inolvidables en la ciudad más amigable del mundo.

Teniendo a unos pasos el malecón de Puerto Vallarta, podrás disfrutar de una gran variedad de actividades, como el famoso recorrido de esculturas, el espectáculo de los voladores de Papantla y por supuesto de la oferta gastronómica a lo largo de este bello corredor.

El Hotel Rosita cuenta con 114 cómodas habitaciones equipadas con aire acondicionado, televisión por cable e internet inalámbrico que conservan aún la arquitectura tradicional mexicana. En el área de la alberca podrás disfrutar del agradable clima de Vallarta recostado en un camastro mientras observas cómo rompen las olas del mar.

Prueba lo mejor de la comida mexicana en su restaurante Agave, donde además de deliciosos platillos y servicio de bar, los fines de semana podrás disfrutar de un desayuno tipo buffet.

Descubre el encanto del centro, quédate en el Hotel Rosita, justo en el corazón de Puerto Vallarta.

El Hotel Rosita es ya un clásico del centro de Puerto Vallarta.

Ubicado en el corazón de Puerto Vallarta, justo donde inicia el malecón, el Hotel Rosita es uno de los sitios más tradicionales y emblemáticos en el puerto, la opción perfecta para aquellos que buscan comodidad, calidez, excelente servicio y por supuesto estar cerca de donde sucede la acción y experimentar el encanto del centro de Puerto Vallarta.

La privilegiada ubicación del Hotel Rosita, permite a los viajeros tener un sinfín de opciones y actividades a tan sólo unos pasos.

Con 114 habitaciones y conservando su arquitectura mexicana y tradicional, el Hotel Rosita recibe a lo largo del año a miles de turistas, incluso hay quienes reservan su estancia hasta con un año de anticipación. Sus cómodas habitaciones, ya sea con vista al mar o a las mágicas calles empedradas del pueblo cuentan con todas las comodidades: aire acondicionado, televisión por cable e internet inalámbrico.

El área de la alberca cuenta con cómodos camastros bajo la sombra de altísimas palmeras, el restaurante Agave ofrece una extensa variedad de deliciosos platillos, servicio de bar y un delicioso desayuno buffet los sábados y domingos que también es abierto al público. El acceso directo a la playa Camarones, que cuenta con la certificación Blue Flag es también una excelente opción para realizar actividades acuáticas como kayak o paddle board.

Uno de los principales atractivos a su alrededor es la famosa escultura del Milenio, donde todos los martes a las 9:30 de la mañana cientos de turistas se dan cita para iniciar el recorrido para observar las esculturas de bronce situadas a lo largo del malecón.

¡Pregunta por sus excelentes paquetes y promociones y disfruta de tus vacaciones en Hotel Rosita!

La Navidad es un término de origen latino que significa nacimiento, y da nombre a la fiesta que se realiza con motivo de la llegada de Jesucristo a nuestro mundo. La Navidad es pues la celebración del nacimiento de Jesús, que tuvo lugar en Belén, un pueblo de Palestina, hace aproximadamente dos mil dieciséis años. La Navidad es una fecha por todos conocida y celebrada, es el día en que se comparte en familia, hacemos cenas especiales, compramos juguetes y otros regalos para los niños, las mamás, los papás, los hermanos, los abuelos y familiares o amigos. Sin embargo, nos encontramos que en estos tiempos se ha deteriorado este sentido y a menudo estas fechas se convierten en unos días de abuso de comida, bebida, de fiestas y diversión por doquier y de comprar regalos. Para los cristianos, este tiempo litúrgico supone volver a encontrarnos con el Señor en la humildad de una cuna, en adorar al Rey del Universo en un pobre pesebre, y a pensar en las enseñanzas del niño Jesús. Pero el verdadero sentido de la Navidad reside en reconocer que es un momento oportuno para cambiar cosas que veamos que no están bien en nuestras personas; agradecer a Dios todo lo bueno que nos pasó en el año, sobre todo el don de la vida; mirar con una óptica de esperanza todo el camino que nos falta por recorrer; acercarnos a nuestros seres queridos; convertirnos en personas más humanas y sensibles por todo nuestro entorno que nos rodea. La Navidad es una oportunidad y disculpa perfecta para reflexionar, hacer planes, reforzar nuestras convicciones, corregir aquellas cosas que se pueden mejorar, ser mejores personas y seres humanos. Nada mejor que hacerlo en esta época navideña y rodeados de las personas que mas queremos, aquellas que nos acompañan y caminan en nuestra vida al lado de nosotros y con quienes existen fuertes vínculos emocionales y de afecto. Por ello la Navidad es sinónimo de vida y presencia de múltiples emociones, recuerdos agradables sobre el pasado, muchas anécdotas que contar. Es tal vez el momento más oportuno para hacer la paz y reconciliación entre las personas, debido a que todos sin excepción se encuentran más sensibles y dispuestos a compartir, negociar, dar y recibir. En la Navidad todos somos hermanos de corazón y como tal debemos comportarnos, para dar y recibir vida, plenitud y esperanza. En el fondo lo que se te exige en la Navidad es que dones Amor y Esperanza, una sonrisa de alegría y mucho optimismo, un abrazo caluroso y mucha comprensión.

Domingo, 13 Diciembre 2015

Una reseña histórica sobre uno de los iconos de este destino turístico

iglesia

La corona de la parroquia de Guadalupe cumplió cincuenta años de haber sido inaugurada. Desde entonces, aquel 12 de diciembre de 1965, se convirtió en objeto de predilección de los visitantes, quienes han llevado sus fotografías al mundo entero como recuerdo de su estancia en Puerto Vallarta. Por eso se le considera,  con toda razón, como uno de nuestros principales atractivos turísticos.

El párroco Rafael Parra Castillo quiso rematar con un símbolo de la Virgen de Guadalupe la torre recién terminada y consideró que el más apropiado sería una corona, ya que las advocaciones finales de la letanía del rosario la alaban como reina. Mandó llamar entonces al escultor José Esteban Ramírez Guareño,  y le trazó su idea sobre el papel de un costal de cemento.

Para diseñar el encargo que le hizo el padre Parra, el maestro José Esteban tomó como referencias las coronas imperiales con que se honró en su basílica del Tepeyac a la Virgen de Guadalupe en 1895 y en 1945. La escultura qué el creó es, en efecto, una corona imperial formada por un cerquillo y un bonete con ocho gajos, cuyo ápice consta de una esfera culminada en una cruz.

El vaciado original de la corona se hizo entre 1963 y 1965 por el marmolista Emilio Campos, quien hizo en tierra las diferentes secciones utilizando concreto armado con varillas; estas secciones se armaron luego en su emplazamiento definitivo bajo la dirección del maestro albañil Lino Mercado y sus ayudantes. La cruz, la esfera y los anclajes de la corona y de los ángeles fueron obra de Esteban Ávalos Haro, quien anteriormente había forjado la herrería de las ventanas y del barandal que recorre el interior del templo.

Estos artesanos realizaron el proyecto  del maestro Ramírez Guareño según las posibilidades con que contaban en sus diferentes oficios. Así por ejemplo, los ángeles, en vez de sostener volando la corona, como quería el maestro Ramírez, lo hacen de pie, y continúan de esta manera la función constructiva de las columnas adosadas al segundo cuerpo del campanario.

La erosión y las intemperancias del tiempo obligaron a restaurar la corona en 1981, obra que promovió y encabezó Miguel Ángel Valdés Mora. Desafortunadamente, la erosión ya había dañado internamente las varillas que armaban el bonete, por lo que  el terremoto de 9 de octubre de 1995, dejó solamente los ángeles tenantes y el cerquillo.

Ya que la corona era un punto de atractivo universal para los turistas, las autoridades y los organismos empresariales apoyaron instalar un remiendo provisional en fibra de vidrio. El material empleado no resistió su propio peso y se venció, de manera que los gajos se deformaron, alterando el perfil y el volumen originales de la corona durante varios años.

Finalmente, a pesar de que el maestro José Esteban Ramírez Guareño dejó en la parroquia de Guadalupe dos maquetas en bronce de la corona, no se tomaron en cuenta para la realización del tercer vaciado de su obra,  terminado en 2009 por el maestro Carlos Terrés. Este tercer vaciado en “terroca”, que es el que ahora existe, también altera el perfil original de la corona, aunque menos que el remiendo anterior de fibra de vidrio.

Félix Fernando Baños es Premio “Luis L. Vallarta Ozagón” 2013
Hotel Rosita, 27 de septiembre del 2013
Del 14 al 23 de Noviembre se festeja el XIX Festival Gourmet Internacional en Puerto Vallarta. Con 19 años de historia se ha convertido en un icono en el país, permitiendo la promoción de los destinos Puerto Vallarta – Rivera  Nayarit – Tepic, de forma internacional, llevando al punto más alto la cocina de nuestro país y sus sabores. Con la participación de 13 de los restaurantes más importantes en Puerto Vallarta – Rivera Nayarit – Tepic, 14 Hoteles y 24 Chefs Invitados de todo el mundo.
Hotel Rosita, 29 de noviembre del 2013
La sección del Malecón comienza en el Hotel Rosita, el hotel más antiguo del centro, y termina en Los Arcos de piedra frente al Parque Lázaro Cárdenas, la plaza principal. Un nuevo rompeolas fue construido a lo largo de la zona de 12 cuadras y se amplió el paseo peatonal. Muchas palmeras nuevas y cómodas bancas proporcionan asientos con sombra. Cerca del Hotel Rosita podemos registrarnos para rentar kayaks y bicicletas gratuitamente. Diseños hechos con piedritas en el pavimento llaman la atención de los paseantes y proporcionan un toque artístico a todo el proyecto. Los diseños fueron creados por el artista Fidencio Benítez, un miembro de un fascinante grupo Huichol cuyas grandiosas obras de arte elaboradas con cuentas se pueden apreciar en galerías por toda la ciudad. Todos los martes a las 9:30 de la mañana, los visitantes se reúnen frente a la escultura del Milenio, a un lado del Hotel Rosita, para participar en un recorrido gratuito de las esculturas de bronce que adornan el paseo del Malecón, a lo largo de la orilla del mar, con la Bahía de Banderas como imponente telón de fondo. Esta colección de esculturas ha crecido desde la colocación de la primera escultura, el Caballito de Mar, que fue colocado en 1976. Un símbolo emblemático de la ciudad. Los Voladores de Papantla son otra de las muchas atracciones en el Malecón. Los cinco voladores, vestidos con ropajes tradicionales, trepan por un poste de 15 metros. Uno de ellos toca la flauta mientras permanece sentado en la parte superior del poste, mientras que los otros cuatro literalmente se arrojan de cabeza desde la parte superior del poste, colgando de sus tobillos mediante una cuerda hasta llegar al suelo. Actúan para recibir propinas, por lo tanto debemos ser generosos.
Hotel Rosita, 16 de diciembre del 2013
Acompaños a celebrar la navidad disfrutando de una exquisita cena que el Restaurante Agave tiene para ti.  La fecha es el 24 de diciembre de 2013 en El Hotel Rosita de Puerto Vallarta. Habrá música en vivo, pediremos posada, romperemos piñatas, daremos ponche y bolos a los niños.
MENÚ
Ensalada Navideña (Lechugas, queso de cabra, almendra, tomate baby)
ensalada-navidena-cena-de-navidad-en hotel-rosita_52af779c16ac0
Pavo al horno con  gravy al vino tinto (Acompañado con puré de papa).
Pavo-al-horno-con-gravy-al-vino-tinto_52af7fc825315
Café o té.
DOS BEBIDAS nacionales por persona,  coctelería, cerveza o vino de mesa.
¡MUSICA EN VIVO! ¡Pediremos posada, romperemos piñatas, daremos ponche y bolos a los niños! Costo: $ 325  por persona. $ 150  niños 3 a 10 años *Incluye impuestos y servicio. Iniciamos a las 7:30 pm. HAGA SUS RESERVACIONES AL 176 11 11 EXT. 606 ó 700 ventas@hotelrosita.com  ayb@hotelrosita.com
Hotel Rosita, 15 de enero del 2014
Muchos son los beneficios de los viajes en parejas, ya sea revivir el amor, descanso por los hijos, tal vez una segunda luna de miel e inclusive renovar sus votos de amor. Además, los viajes en pareja también favorecen el lado más romántico de una relación, sacando a la luz todo aquello que en su día te enamoró de tu pareja. Disfrutar de la compañía mutua en un ambiente relajado, fuera de la presión del trabajo y de los sinsabores de lo cotidiano, hace que puedas volver a ver el lado más sensible, romántico y atractivo de tu pareja. Hotel Rosita tiene para ti y tu pareja una estupenda promoción, reserva ahora mismo y disfruta de unos días inolvidables en este bello lugar. dias-romanticos-hotel-rosita_52d6ac3ad2d43
Hotel Rosita, 14 de febrero del 2014
Muchas de las veces, nos enamoramos de personas, que llenan nuestras vidas por los detalles, flores, chocolates, mantener el romance en una pareja es de día a día, de acciones que conllevan el enlance que hay entre ambas personas, estamos en el mes del amor y les compartimos unos pequeños tips o ideas para que revivas ese amor que todos llevamos dentro, ponlo en práctica, ¿Te damos un consejo? Puerto Vallarta es un lugar para enamorar:
1.- Sinceridad: Si está ocultando algo en su relación, no se sentirá conectado, así que considere hacer de la verdad una prioridad en su vida, una de las bases es una relación es la comunicación.
2.- Ámate y ama a tu pareja: Tómese el tiempo necesario para entender justo lo que le gusta o no de sí y de su pareja, comunicación entre ambos, es la base de una relación, comprener cada una de las cosas que realizan ambos para fortalecer, preguntar cómo va en su trabajo, qué tal tu día, estar atento a cada una de los detalles, aprende a escuchar, hablen en el mismo idioma, estén ahí cuando más se necesitan y ponle en práctica!
3.- Acéptense el uno al otro incondicionalmente, respete gustos: Mantengan la fascinación por el otro. Amen cada momento como si fuera el último y sobre todo respeto
4.- Detalles: No solo hablamos de flores o chocolates, las acciones son importantes en la base de una relación, desde un mensaje por la mañana de buenos días, salir de la rutina, o tal vez hasta un viaje romántico.